Rockers y Cafe Racer. Intro

Rockers y Cafe Racer. Intro

El movimiento “rocker” se originó en Inglaterra en los años 50 y 60, aunando motocicletas y rock´n´roll.

En el Reino Unido y durante estas décadas, tras haberse superado las penurias de la postguerra, mejoró notablemente la economía y se vivió una fase de crecimiento desarrollista. El ciudadano medio disponía de un apretado sueldo que no obstante le permitía llegar al utilitario; pero la juventud de las clases medias y bajas, con ingresos más reducidos, optaba por la motocicleta como medio autónomo de transporte.

Con el auge automovilístico se construyeron vías rápidas y circunvalaciones que rodeaban las grandes ciudades, jalonadas de gasolineras y áreas de servicio. Pronto las cafeterías (“Cafe”, pronunciado como kéifi) se reconocerían como el punto natural de encuentro de los jóvenes motoristas, donde por unas monedas ponían música rock&roll en las fonolas o máquinas de discos (“jukebox”). Las carreras entre ellos se iban a convertir en algo normal, discurriendo por las nuevas autovías sin semáforos y entre áreas de servicio como referencia. Para ello solían preparar sus máquinas concienzudamente, quitando elementos superfluos e intentando retocar los motores para obtener las máximas prestaciones: de ahí la denominación “cafe racer”, que derivó en un estilo de moto sin carenado o únicamente con cúpula y el motor al aire, estriberas retrasadas, manillares bajos o bien semimanillares, muchas veces monoplaza, con luces de calle y matrícula pero a su vez preparada para reñidas carreras entre amigos.

DennisMillerPhoto

Fotografía de Dennis Miller.

Los británicos estaban disfrutando de una gran tradición en carreras de motos, y antes y después de la segunda guerra mundial sus máquinas de cuatro tiempos figuraban entre las mejores y más sofisticadas. Y cómo no, los jóvenes estaban deseando poder emular las hazañas de sus ídolos en las carreras, aunque fuese compitiendo con los colegas.

Además de “rockers”, eran llamados como “ton up boys“ (“ton” realmente significa tonelada, pero en jerga motera eran las cien millas por hora o unos 160km/h, hacer un “ton up” suponía superarlos), como “leather boys” (que sería el título de la película homónima del año 1964 basada en el libro publicado en 1961), e incluso como “speedy boys”.

Pronto adoptarían una estética característica: a veces mono de cuero, pero por lo general cazadora de cuero negra de motorista y pantalones vaqueros con vuelta vista en el dobladillo inferior, y muchas veces peinando con tupé al estilo de sus ídolos del rock. En los años 60 las cazadoras de cuero empezaron a irse poblando de pines, tachuelas, logos pintados y parches cosidos, llegándose a colmatar en un barroquismo antes insospechado.

Tenían las drogas proscritas y quien tonteaba con ellas era directamente excluido.

rockers-mods

Rockers y mods.

Fueron famosos sus enfrentamientos y rivalidades con otro movimiento juvenil de la época, los “Mods“, que vestían parkas verde oliva sobre su ropa de marca, y montaban en Vespas o Lambrettas (muchas veces personalizadas con múltiples espejos retrovisores, abundancia de luces y faros, cófanos cromados, y pantallas quitavientos). En 1964 en Brighton confluyeron una concentración de mods con otra de rockers y terminaron a palos: supuso un poco el equivalente británico al “Hollister” de los americanos, con amplia repercusión mediática.

Brighton2

Sucesos de Brighton en 1964.

En las dos últimas décadas asistimos a un claro resurgir o “revival” de los rockers, que acuden por millares a las concentraciones convocadas al efecto en los lugares míticos de antaño.

Tras esta introducción general, ahora iremos pasando revista a la iconografía más característica y específica de este movimiento juvenil, que forma parte propia del universo motero.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This